Todas las entradas de: Jorge Gómez Soto

Draúl, un nuevo amigo de Leo (Dragonario)

El animado y animoso Draúl ha pasado a formar parte del Dragonario, una recopilación de cuentos e ilustraciones de amigos de Leo, el dragón Lector.

Antes de presentaros a Draúl, tendré que deciros quién es Leo. Se trata del dragón que habita en las librerías El Dragón Lector (Madrid), especializadas en literatura infantil y juvenil. El proyecto del Dragonario surgió en 2013. Es un conjunto de dragones escritos e ilustrados por amigos de la librería, y por tanto de Leo, y que tienen algo en común: la animación a la lectura. Puedes ver las ilustraciones, leer los cuentos y escuchar algunos en Dragonario.

Se trata de una colección coherente con el ideario y la labor desarrollada por la librería El Dragón Lector y por sus creadores, Pilar Pérez y José Villota, desde su creación: promover la lectura en los niños y niñas.

Para participar en el proyecto, he escrito un cuento de un dragón que se llama Draúl y que es muy animado y un poco impetuoso.  De la ilustración se ha ocupado Ester González. Puedes escucharlo en la voz de la propia Pilar o leerlo a continuación.

¡Quiero una A!

Draúl volvió del colegio de los dragones dándole vueltas a una conversación que había escuchado a medias:
-Están buscando animadores… -le había dicho Drosa María, la de secretaría, a una compañera suya.
Luego dijo otras cosas que no llegó a entender.
-¿Dónde hay que apuntarse? -preguntó la pequeña dragona.
-Aquí.

Cuando Draúl llegó a casa, les comunicó a sus padres, Drebeca y Dramón, que se iba a apuntar a animador. Estaba emocionado. A ellos les pareció muy bien:
-Te animamos a que seas animador.
En su cuarto, hizo estiramiento de alas, saltos pequeños y grandes y un pequeño baile sin música. Usó los cojines como pompones y empezó a gritar:
-¡Dame una D, dame una R, dame una A, dame una U, dame una L… DRAAAAAAÚLLLL!
Por si acaso le hacían algún tipo de prueba, cogió veintisiete hojas en blanco y un rotulador de punta gorda. Escribió una letra del abecedario en cada hoja, bien grande.
-Así podré mostrar el nombre de cualquier equipo, jugadora o lo que sea.
Sin embargo, pensó que si le tocaba animar a alguien que se llamase como su madre, Drebeca, iba a tener un problema. Su nombre tenía dos es y él sólo tenía una.
Cogió otras veintiseite hojas y volvió a escribir las veintisiete letras del abecedario.
Sin embargo, pensó que si le tocaba animar a alguien que se llamase como la de secretaría, Drosa María, iba a tener un problema. Necesitaba tres aes.
Veintisiente hojas más para veintisiete letras.
La tranquilidad le duró poco. Sus escamas empezaron a temblar en cuanto le vino a la mente el nombre de su colegio, que era también el nombre de los equipos de dragoncesto y del resto de deportes: Mercedes de los Reyes.
¡¡¡¡¡¡¡Siete es!!!!!!!

Al día siguiente, se presentó en secretaría en ropa de deporte y con un taco de casi doscientas hojas.
-Buenos días, Draúl -le dijo Drosa María.
-Venía a apuntarme como animador. Mira, he venido preparado.
Buscó varias letras y empezó a bailar mientras decía:
-¡Dame una D, dame una R, dame una O, dame una S…!
-¿Qué haces? -le interrumpió Drosa María.
Draúl se detuvo.
-Estoy animando. Ayer escuché que buscabais animadores y que había que apuntarse aquí.
La dragona empezó a reírse.
-Ay, Draúl, Draúl. Lo que estamos buscando son animadores, sí, pero animadores a la lectura. Ja, ja.
Draúl abrió tanto la boca que casi se le vió el órgano en el que nacía el fuego. Sus alas perdieron fuerza y dejó que cayeran y se arrastraran por el suelo. ¡Qué error!
-¡Un momento! -Drosa María le hizo reaccionar-. Se me está ocurriendo algo.
La dragona buscó un espacio amplio en el suelo y le dijo al alumno:
-Dáme una E.
Draúl obedeció y ella colocó la hoja en el suelo.
-Dame una R… Dame una A… Dame una S… Dame una E…
Y así, hoja a hoja, letra a letra, empezó a leerse en el suelo del colegio:
ÉRASE UNA VEZ…

Aquí un vídeo de la ilustradora en el que se pueden ver momentos de su creación:

La Voz

Ya me estoy imaginando el concurso.

Cientos de escritores. Un relato breve cada uno. Cuatro asesores (lo siento, en mi programa imaginado no se pueden llamar coaches) de espaldas al escenario. Decenas de días de audiciones a ciegas. Cinco minutos por escritor como máximo. Cinco minutos para demostrar la calidad de su prosa, su ingenio, su soltura, su manejo del lenguaje, la naturalidad de sus diálogos; que es capaz de emocionar, conmover, hacer reír o encoger el estómago de cuantos escuchan. Cinco minutos en los que casi se juegan la vida.

Durante su declamación, la mayoría de los concursantes solo verá los respaldos inmóviles de los asesores, que después los despedirá con frases de consuelo que han perdido el significado de tanto repetirse. Solo unos elegidos verán girarse el asiento de alguno de los asesores y leerán las brillantes letras que hay en su base: QUIERO TU VOZ NARRATIVA.

via GIPHY

Del mismo modo que los enamorados piensan que todas las canciones de amor hablan de ellos, los enfermos de los libros estamos convencidos de que todo en esta vida está relacionado o es identificable con la literatura. Por eso, solo después de tragarme por enésima vez el programa La Voz (soy lento), me he dado cuenta de que las voces de un cantante y de un narrador no son tan distintas. Las dos son sus armas principales con las que enfrentarse al público.

Una voz tiene que seducir, ganarse el favor y hasta el aplauso de quien la recibe. Sin embargo, cada voz es personal y muchas veces, salvo casos de versatilidad asombrosa, solo permite un rango pequeño de registros. Una misma voz puede glorificar una obra y destrozar otra; y la gente dirá “qué buena voz” y al día siguiente “qué voz más mala”, o viceversa. Y será la misma voz, empleada de manera adecuada o no.

Encontrar la voz es una de las mayores dificultades que tiene un escritor, porque consiste, en primer lugar, en decidir si vas a escribir en primera, segunda, tercera… persona, acompañar a un personaje o a muchos, dosificar en su justa medida las cantidades de descripción, diálogo, reflexión… Y no solo eso. Hay otros factores más sutiles, casi imperceptibles, que tienen que ver con el punto de vista del narrador con respecto a la acción, con el énfasis, la implicación, el ritmo de la escritura, las zonas de la escena que iluminar y dejar en penumbra… Un sinfín de elementos que hacen que la voz sea un término etéreo, casi fantasmal, muy complejo de definir e incluso de atrapar en un texto. Y sin embargo es algo fundamental. Hay libros de los que no recuerdo nada de lo que pasaba y sin embargo su voz sigue sonando en mi memoria. Una voz poco afortunada (en general por ser poco creíble) puede hacer que una buena historia se quede en nada. Para que una obra literaria camine necesita las dos piernas: el qué y el cómo.

No basta con imaginar una buena sucesión de hechos con un final apoteósico, hay que encontrar su sonido interior, su pulso, su tensión… su voz. A partir de ahí, todo será un poco menos difícil.

(Artículo publicado en el desaparecido diario de literatura juvenil El Tiramilla)

Respirando cerca de mí vuelve a Colombia

Hay libros con vidas tranquilas y dulces. Incluso algunos con muertes plácidas. Y hay otros libros con vidas azarosas, vaivenes, alegrías y tristezas, muertes y resurrecciones. Respirando cerca de mí es claramente de los segundos.
Respirando cerca de mí. Ediciones SM, 2013
Respirando cerca de mí. Ediciones SM, 2013

En 2005, el libro fue finalista del Premio Jaén, y me confirmaron que estuvo a punto de ganarlo. En esa época el premio lo convocaba  Alfaguara y la editorial quiso publicarlo. Durante su primera vida, se publicó una edición en Alfaguara – Colombia y otra abreviada en Dinamarca (Ed. Egmont). El libro funcionaba de manera espectacular en Colombia. Me llegaban muchísimos y muy generosos mensajes de lectores de allá, lo cual me hacia especial ilusión. Gran parte del peso narrativo de Respirando cerca de mí lo llevan personajes colombianos. Sin embargo, en España no funcionaba igual y la editorial decidió descatalogarlo.

Recuperé los derechos y, como confiaba mucho en su resurrección, lo envié a SM por dos motivos. El primero, porque es la editorial en la que tengo publicados la mayoría de mis libro. Y el segundo, porque SM también opera en latinoamérica, y en concreto, en Colombia. Y yo quería que volviese a la tierra de su germen y de sus mayores éxitos. En 2013 me lo publicaron en España, pero no me llegaban noticias de Colombia.

contrato-respirando-colombia

Cuando ya lo daba por perdido, tres años después, coincidiendo con un momento histórico para Colombia (fuerza para la paz), me ha llegado el contrato con SM Colombia. El libro vuelve, seguro que con nuevas energías, en una edición destinada a Colombia, Ecuador y Panamá. Ya está en la web de la editorial.

Lo bueno de las vidas como las de este libro es que nunca sabes lo que van a  deparar. Y eso siempre es emocionante.

Cambio de look de La chica del andén de enfrente

La chica del andén de enfrente ha cambiado de cara. Además de un ligero retoque en el texto para actualizar algunos detalles anacrónicos, el cambio principal ha sido el de la portada. La ha realizado el gran Javier Jaén. La colección Gran Angular (también Barco de Vapor) está renovando su catálogo con un diseño nuevo. Las portadas de todos los libros pasan a ser más esquemáticas y conceptuales.

Portada antigua
Portada antigua
Nueva portada
Nueva portada

 

 

 

 

 

 

 

 

Esta debería haber sido la 20ª edición, pero han vuelto a poner la 19ª, por tanto es la 19ª bis. Como me pasa con casi todas las portadas, me cuesta acostumbrarme, y más después de 15 años viendo la antigua, pero he de decir que el libro está más guapo al natural que en foto.

Espero que sigáis disfrutando de la historia de estos dos gemelos tan iguales y tan ¿distintos?

La chica del andén de enfrente fue destacada por la propia editorial en su libro 50 Gran Angular. Puedes adquirirlo en cualquier librería o en libro electrónico.

19ª edición de La chica del andén de enfrente

La chica del andén de enfrente. Ediciones SM, 2000
La chica del andén de enfrente. Ediciones SM, 2000

Cada vez que llega una nueva edición de un libro, sólo se puede decir una cosa: ¡gracias! En este caso se trata de la 19ª edición de La chica del andén de enfrente. Espero que sigáis disfrutando de la historia de estos dos gemelos tan iguales y tan ¿distintos?

La chica del andén de enfrente fue destacada por la propia editorial en su libro 50 Gran Angular. Puedes adquirirlo en cualquier librería o en libro electrónico. Dentro de unos meses, habrá una noticia del libro.

Como siempre, y como diría Rosendo, agradecido.

Transmisión de oficio de padres a hijos, en el Salón del Libro de Madrid

Sábado, 20 de diciembre de 2014. 19:00 horas.
Alfredo Gómez Cerda con Jorge Gómez Soto y Santiago García Clairac con Roberto Santiago.

Domingo 21 de diciembre de 2014. 13:00 horas.
Concha López Narváez con Rafael Salmeron y Marina Seoane con sus hijas

En el marco del impresionante Salón del libro infantil y juvenil de Madrid, que va por su 38ª edición, tendrán lugar estas dos curiosas mesas. Padres e hijos que compartimos oficio hablaremos sobre nuestras formas de escribir, de documentarnos, nuestras inspiraciones, discusiones, influencias, etc. Los encuentros estarán moderados por Estela D´Angelo y Sara Moreno.

Van a ser unos actos muy familiares. Os esperamos.

18ª edición de La chica del andén de enfrente

La chica del andén de enfrente. Ediciones SM, 2000
La chica del andén de enfrente. Ediciones SM, 2000

Me llena de orgullo gemelier y satisfacción anunciar que los gemelos Eduardo y Miguel siguen imparables. Me acaban de informar de la 18ª edición de La chica del andén de enfrente. Espero que sigáis disfrutando de la historia de estos dos hermanos tan iguales y tan ¿distintos?

La chica del andén de enfrente fue seleccionada por la propia editorial en su libro 50 Gran Angular. Puedes adquirirlo en cualquier librería o en libro electrónico. Dentro de unos meses, habrá una noticia del libro.

Como siempre, y como diría Rosendo, agradecido.

Mesa redonda en el I Festival LIJ Tres Cantos

I Festival LIJ Tres Cantos 2014
I Festival LIJ Tres Cantos 2014

Este sábado estaré en uno de los muchísimos actos organizados para la primera edición del Festival de Literatura infantil y juevnil de Tres Cantos. Es la primera vez que comparto mesa redonda con mi padre y me hace mucha ilusión. Aquí tenéis el lujo de mesa:

Sábado, 13:30h. SALA CORDELUNA: Mesa redonda: “No todo es fantasía”, con Anabel Botella, Marinella Terzi, Montserrat del Amo, Santiago García-Clairac, Jorge Gómez Soto y Alfredo Gómez Cerdá. (juvenil)

Muchas gracias a Elena Martínez Blanco, una de las mayores agitadoras del panorama literario infantil y juvenil, por invitarme. Buscad en el programa de actividades y elegid las que más os apetezcan.

Cortometraje de Respirando cerca de mí en Villavicencio

La gran acogida que tuvo Respirando cerca de mí en Colombia perdura en el tiempo. Una prueba de que es un libro que interesa, además de los múltiples mensajes que me llegan de lectores colombianos a través del correo electrónico, Facebook o Twitter, es el cortometraje que la Corporación cultural y artística El Telón, de Villavicencio, ha realizado, inspirándose libremente en el libro.

Títulos de crédito: Escrito y Dirigido por Jhon Castellanos
Realizado en Villavicencio como proyecto final de TARANTINO